miércoles, 6 de junio de 2012

Con los libros no puedo

No me gusta acumular cosas sin sentido. El guardar y guardar "por si", o "por lo que pueda pasar", el "a lo mejor"... me parece absurdo.

También influye que vivo en un piso pequeño en el que no se pude acumular mucho.

Por eso cuando tengo ropa que no me he puesto en mucho tiempo o se la doy a mi sobrina, a mis cuñadas o la dono. Prefiero que alguien la esté utilizando a que se pase el tiempo guardada en una caja.

Lo mismo me sucede con las cosas de Eric. Todo, practicamente todo lo del peque, lo ha usado o mi sobrino o los  hijos de mis amigas.

Cuna, mini-cuna, ropa, cuco, sacaleches, biberones... incluso los juguetes de bebé han ido rotando según la edad.

Las cosas que no han querido las he donado a personas que lo necesitaban como la bañera o la trona, mucha ropa, zapatos... pensar que lo tengo sin usar pudiéndolo usar familias que lo necesitan me puede.

Muchas veces mi madre me ha dicho que si tengo otro "bebe" que va a pasar, que casi todo lo he regalado o esta más que usado.. y yo la contesto que ya se lo pediré a mis amigas/familia llegado el momento.

Pero hay una cosa que no puedo ni dejar, ni regalar ni donar, y son los libros.

Con los mios no tengo problema, los he donado en multitud de ocasiones, cuando he visto que desbordaban por casa... pero con los del peque no.

Tengo todos los libros desde que nació. He guardado los de temática navideña para sacarlos solo en el momento oportuno. Los de bebés los tengo colocados en una caja de mimbre en una estantería, los de más mayores que nos han pasado los primos están colocados en lo más alto de habitación... y el resto está a la altura de Eric.

Creo que tendremos fácilmente unos 300 ejemplares. Son muchos libros de tamaños diversos (grandes,pequeños, cuadrados, redondos, rectangulares...), cada vez es más complicado que estén ordenados y que quepan.

Hace unos días mi marido me dijo que por qué no regalábamos algunos y me sorprendí a mi misma contestando "encima de la pintura del dragón cabe otra estantería, la ponemos y punto".

No estoy preparada para regalar sus libros, todavía no, puede que dentro de unos años si o que sea una de las pocas cosas que guarde para siempre, ¡quién sabe que me deparará el futuro!.

8 comentarios:

  1. Yo tampoco he dado ninguno todavía. Recogí en un armario unos cuantos que eran de muy pequeño, pero hace poco los vio y los ha querido sacar de nuevo!! Es peor que yo, jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eric ayer volvio a ver una colección de libros de bebés y se paso a tarde jugando con ellos

      Eliminar
  2. Me pasa exactamente lo mismo. Ahora mismo tengo el pasillo inundado de bolsas de cosas nuestras y de los peques para donar. Libros nuestros si que he donado, pero de los peques, todavía ninguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué será tan dificil desprenderse de los libros?

      Eliminar
  3. Fíjate que mi madre, teniendo yo ya 31 años, aún tiene guardados mis libros de cuando era pequeña. Tiene suerte, porque tiene un gran trastero donde poder guardarlos y, reconozco que, a veces, voy para ver los libros y recordar el tiempo que pasé leyendolos.

    No me extraña que no quieras deshacerte de ellos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón más buena para seguir conservándolos

      Eliminar
  4. Je,je, no tienes remedio. La verdad es que no me extraña, le has inculcado tu pasión por los libros. Eso está genial!!
    Yo no he donado ninguno... sí he tenido que tirar alguno que hemos destrozado... por brutos y porque los han usado muchísimo. Esos de pestañitas y de desplegables...
    Me quedo con que se rompieron por usarlos muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno, los han usado mucho, si se rompen no pasa nada, peor es el libro que jamás se usa y está nuevo

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...