martes, 2 de febrero de 2016

Cuentos de lobos

Hay libros infantiles que son verdaderas joyas y este, sin duda, es uno de ellos.

Cuentos de lobos de la editorial SM, un libro-teatro muy divertido que hará las delicias de los más pequeños.



La caja donde viene es la que hará las funciones de teatro y dentro encontraremos los personajes, los escenarios posibles y el cuento.



El cuento (en realidad son tres: Caperucita, Los siete cabritillos y Los tres cerditos) está en formato cartoné, resistente para los más pequeños de la casa, y cuenta con unas ilustraciones maravillosas. El cuento viene narrado y al final de cada historia nos indica los personajes que debemos usar en cada escena y el argumento de cada una de ellas.

Decir que ha sido un absoluto acierto en casa es quedarse corto y es que Irene es una auténtica fanática del "lobo", un personaje de cuento que le fascina y al que llama continuamente.

Nos lo pasamos genial leyendo y jugando con los personajes (que suele mover por el escenario Eric), un libro que es un auténtico regalazo.

No dejeies de ver el video de SM porque se entiende muy bien el funcionamiento.



¿Qué os parece?

lunes, 1 de febrero de 2016

Talleres de manipulación

Una de las cosas que más me gusta de la Casita de Niños es su metodología. La forma de trabajar es muy interesante, respetando en todo momento el ritmo evolutivo de cada niño, y fomentando la participación familiar en cada una de las actividades que proponen.

El viernes estuve acompañando a una de las profesoras en un Taller de manipulación de elementos naturales y me encantó.

Los objetivos del taller son varios, por un lado es dar la oportunidad a las familias de conocer cómo se trabaja en la casita, y por otro permitir a los niños explorar y manipular libremente con objetos sin intervención de los adultos.

Los objetos con los que jugaron los peques fueron: piedras, palos, conchas, cortezas de árbol, hojas, castañas, bellotas, nueces, almendrucos, cocos... todo ello dispuesto en bandejas a su altura, clasificadas por elementos y con otros objetos a su alrededor como cuencos de metal o cucharas.

A través de esta actividad los niños pueden manipular diferentes objetos observado si son rugosos o suaves, pesados o ligeros, y además fomentan su imaginación al no tratarse de "juguetes" convencionales.

¿Cómo se muestra la actividad a los peques?

Son grupos reducidos de 10 niños, y antes de comenzar se realiza una pequeña asamblea que permite, por un lado, explicar que es lo que se va a hacer y por otro presentar a los niños al familiar que les va a acompañar en el taller. 

Después se entra en el aula y se deja actuar libremente a los niños, interviniendo tan solo si hay algún tipo de conflicto o fomentando la participación de aquellos que no quieran jugar, el resto del tiempo se observa como juegan, que actividades hacen, porque elementos se sienten más atraídos...

En el momento que vemos que ya están perdiendo interés en la actividad se procede a recoger la clase, este es un momento muy importante pues los peques también limpian, recogen y ordenan.

Después se vuelve a realizar una mini asamblea donde se habla de cómo se lo han pasado, si les ha gustado la actividad...

Este tipo de actividad se puede hacer en casa perfectamente y seguro que nos sorprende mucho cómo reaccionan los peques ante ella, los materiales que usemos pueden ser diversos pero manteniendo una clasificación, un día pueden ser elementos naturales, otro con pastas de diversa forma, legumbres, arroces y demás..., otro con pinturas.


¡Os invito a probarlo!

viernes, 29 de enero de 2016

Vuelta a la realidad

Hoy tenía que escribir sobre mi último libro del club de lectura #unoalmes pero este tema me apetecía mucho más.

Sorprendentemente me estoy dando cuenta (yo y algunas dinosaurias más) como la blogosfera maternal nuevamente está dando un giro de 180 grados y vuelve a centrarse en la #maternidadreal, aquella en con la que empezamos muchas...

Cuando me metí en este mundo lo que las madres buscaban en los blogs era compañía pura y dura, sentirse acompañada en esta senda tan compleja de la maternidad, sentirse entendidas en la cuarentena, saber qué hacer con los cólicos del bebe, como aventurarse en la lactancia materna sin fracasar, como lidiar con las rabietas, como sobrevivir a las pocas horas de sueño...

Después hubo un giro radical en el que todos esos temas casi se convirtieron en tabú, digo casi porque muchas blogueras seguimos/siguieron hablando de estos temas, pero el resto (y sobre todo las nuevas) empezaron a mostrar cosas bonitas, ¿ y a quién no le gusta mirar cosas bonitas?, se empezó a hablar de moda infantil, de decoración de la casa, de estilismos, y empezaron a salir las madres anuncio, esas que son perfectas hasta levantadas de la cama, y todas "deseamos" ser ellas.

Con Instangram llego la culminación de todo lo bonito, las fotos preciosas nos hacían vivir maternidades ideales e irreales ¡cuánto daño han hecho alguna de esas cuentas a las madres primerizas!, todas quisimos tener el arcoíris waldorf, cojines de nubes y una lámpara con mensaje (como dice Patch)...

Y de golpe y porrazo he visto cómo se vuelve a hablar de postparto, de grietas, de lactancia, de noches en vela, de celos, de lo difícil que es lidiar con la casa, los niños y el trabajo... de pronto volvemos a centrarnos en la #maternidadreal e incluso las "madres esas que parecía irreales" nos muestran (por supuesto por Instangram) su lado más natural, más vulnerable y nos dicen "que también lloran" y que todo no es color de rosa.

Reconozco que me encanta, me siento más cómoda en este lado de la blogosfera porque creo que es más útil que el otro, es cierto que a todos nos gusta rodearnos de cosas bonitas pero creo que es más necesario que las mamás primerizas sientan que la maternidad es dura, difícil, complicada y que lo que se ve en una foto es tan solo la punta del iceberg.


Tal vez la virtud este en el medio y ahora empecemos a hablar de lactancia materna rodeados de cojines de nubes, ¿quién sabe?

Foto Pixabay

jueves, 28 de enero de 2016

Proyecto Egipto. Primero de primaria

El trimestre pasado el peque trabajó el proyecto de Egipto en el colegio y he pensado hacer una recopilación de todo lo que hicimos y el material que utilizamos por si a alguien le sirve como idea.

Las actividades, libros y vídeos son los que usamos en casa, en clase hicieron muchas más cosas pero de esas no os voy a hablar.

Lo primero que hicimos en familia fue visitar el MAN (MuseoArqueológico Nacional) que tienen una zona dedicada a Egipto, además en recepción te dan una carpeta de visita autónoma de familia "El poder de los jeroglíficos" con preguntas y actividades que vas realizando durante el itinerario por las salas. Está pensado para niños de 7-8 años pero es cierto que si se hace en familia es bastante sencillo y muy divertido. Este museo es un bonito acercamiento a la cultura, la forma de vida y, en definitiva, al antiguo Egipto. Se ven momias y sarcófagos, jeroglíficos, estatuas, monedas y objetos varios, maquetas....

En casa hicimos varias actividades, por un lado compramos un kit de Egipto enDideco con el que pudimos hacer una momia, un sarcófago decorado con joyas y una pirámide recubierta de polvo de tierra.



Además hicimos joyas egipcias usando platos de papel y decorándolos con rotulador y un rollo de papiro en el que el peque escribió lo más significativo de Egipto, para esta última actividad lo primero fue hacer búsquedas en el ordenador sobre fotos del Nilo, de las pirámides, de jeroglíficos, de los dioses egipcios... luego el peque las imprimió, las recorto, las pegó y escribió lo que significaba la foto. Fue una buena forma de hacer un resumen de todo lo más llamativo de este proyecto.



Otra actividad que le gustó mucho fue imprimir el "alfabeto egipcio" y escribir con sus símbolos su nombre, el de su hermana y el de casi toda la familia.

Estuvimos viendo varios vídeos sobre Egipto, unos más complicados del Discovery y NG y otros más infantiles como el de Erase una vez el hombre: Egipto. y otros de Egipto y las grandes civilizaciones.






Los libros con los que más trabajamos fueron:

1. Egipto, de la Editorial Combel. Sin duda el preferido de este proyecto. Un precioso libro con pop-up, juegos de mesa, enigmas y muchas sorpresas. Un libro muy bien escrito y trabajado con unos pop up increibles de pirámides, sarcófagos y demás. Con información precisa y juegos de mesa del antiguo egipto y otros inventados muy divertidos. Sin duda un exito.


2. La tumba del terror. Colección Misión Historia de Espasa. Un libro muy divertido que te permite hacer una aventura por el antiguo Egipto, tu mismo vas respondiendo a las preguntas y moviéndote por el libro según las hayas acertado o no hasta que llegar al final. Uno de los libros que más éxito ha tenido en clase.




3. Así eran los Egipcios de la Editorial SM. Un libro cargado de datos, curiosidades y mucha información, de la coleccion Sabelotodo.



4. Egipto Misterioso de Susaeta. Lo compramos en la tienda del MAN y se lo llevó al colegio directamente para usarlo allí.




martes, 26 de enero de 2016

Notas de amor

Al padre de mis criaturas le gusta escribirme notas de amor desde que éramos novios y por lo visto ese "gen" lo ha heredado mi niño porque rara es la semana que no me manda una mini carta o notita.


Estos pequeños gestos a mí me desarman totalmente y es que me los suele dar cuando ve que he tenido un día un poco regulero o estoy preocupada por algo, así de empático es mi pequeño.



Algunas son dibujos con corazones otras dibujos con frases como "te quiero hasta la luna" o ahora que han empezado a trabajar en el colegio el universo ha cambiado por "te quiero hasta el fin del agujero negro" y otras solo frases e incluso cartas.



Todas las guardo porque para mi son auténticos tesoros y dentro de unos años su valor va a ser incalculable cuando pase de mi y solo quiera estar con los amigos.

De vez en cuando me dibuja "caratulas" para el movil... (mi carcasa es transparente) y me hace mini dibujos para que pueda ponerlos y "tunear" mi teléfono, el que llevo ahora es de hace un año y algo, los tengo en una caja y los voy cambiando cada cierto tiempo... no hay mejor diseño para mi teléfono que los dibus de mi pequeño.


Y es que me ha salido muy romanticón, mimoso y cariñoso, necesita abrazos, besitos y cariños todo el tiempo y yo me aprovecho porque se que crecerá muy rápido y luego no dejará ni darle un beso de buenas noches.

¿Vuestros peques os escriben notitas de amor?

miércoles, 20 de enero de 2016

Kung Fu

En casa siempre hemos sido de deportes de equipo y el peque ha estado en una Escuela de Baloncesto desde los 3 años hasta los 6.

Lo que más me gustaba de ese proyecto es que iba con sus amigos los Twins y que aprendían jugando. Cada día hacían actividades diferentes con divertidas dinámicas con las que poco a poco iban mejorando el equilibro, la puntería, la coordinación, aprendían a trabajar en equipo...

Cuando Eric empezó con las taquicardias y le llevamos al cardiólogo nos dijo que debido al tipo de extrasístoles que sufría (siempre en reposo) una de las cosas que no podía dejar era el deporte. Ese día la cardióloga con él delante nos dijo "da igual si juega al fútbol, al baloncesto, va a natación... pero un deporte como el karate, judo o kung fu le va a servir para tener un control de su cuerpo cuando le den taquicardias y además le va a enseñar a mantener la calma”

Mi peque se quedó con la idea y en septiembre nos dijo que no quería volver a baloncesto, que le gustaba, pero que quería probar con Kung Fu.

Hemos tenido la inmensa suerte de encontrar las clases a 100 metros de casa, con la comodidad que eso supone, y la valoración es muy positiva.

A Eric le gusta muchísimo, tengo que reconocer que mucho más que baloncesto, el grupo es muy variado (con niños y niñas) y lo que más me gusta es que siguen aprendiendo con dinámicas basadas en el juego.

Realizan juegos de equilibrio, de coordinación, de cooperación, siguen trabajando en equipo, enseñan a los mayores a ayudar a los pequeños con determinadas posturas o ejercicios y lo mejor de todo es una clase muy divertida.

Me gusta mucho la calma con la que su profesor da la clase, no hay ni un grito, ni una mala cara, habla muy tranquilo, pausado y todos le escuchan absortos (y hay niños de apenas 4 años)…


Hay que reconocer que es un deporte muy divertido (saltan, trepan, hacen piruetas, escalan...) y muy llamativo para los espectadores y, lo más importante, mi niño está feliz con esta actividad. ¿Qué mas le puedo pedir?

martes, 12 de enero de 2016

Los primeros pagan el pato

Cada vez estoy más convenida que los primeros hijos pagan el pato de nuestras inseguridades y miedos de madres primerizas.

Con los primeros tenemos un horario casi militar que no queremos saltarnos por nada del mundo, seguimos al pie de la letra lo que nos dicen pediatras y enfermeras, introducimos alimentos casi con escuadra y cartabón y al mínimo estornudo estamos en urgencias.

A los primeros se les exige más, en nuestro fuero interno tratamos de que sean los primeros en andar, en correr, en hablar, y en hacer mil cosas... les dedicamos cada segundo de nuestro tiempo, jugamos, les cantamos, vamos con ellos a cursos de masajes, hacemos matronatación (yo hice todo eso y más) ... y proyectamos en ellos nuestros sueños.
Reciben millones de besos y mimos por parte de sus padres inexpertos, y si son los primeros en la familia, por el resto de tíos o abuelos.

Esta tensión la mantenemos sobretodo el primer año de vida de nuestro pequeño y luego nos vamos relajando aunque no completamente (como siempre habrá algunas madres que no sufran nada de esto y otras a las que les persiga toda la vida)

Con los segundos (no me quiero ni imaginar terceros o cuartos como fui yo) la cosa cambia muchísimo...

Comen cuando pueden porque prima el horario del hermano mayor, sigues tu instinto más que lo te dice la enfermera de turno y practicas el BLW pasando casi completamente del calendario de introducción de alimentos, y si ves que estornuda le das un poco de suero y a correr y muy malito tiene que estar para que vayas al médico.

Con los segundos te relajas, no lees cuando es normal que hablen, que anden o que corran... has aprendido que cada niño lleva un ritmo y que en lo que no hacen ahora puede que dentro de quince días sean unos auténticos expertos.

Tienes menos tiempo para jugar con ellos pero a cambio tienen al mejor compañero del mundo, su hermano mayor, que es su universo y prácticamente su Dios.

No les llevas a matronatación (como es mi caso) porque no puedes desdoblarte más y los pobres reciben muchísimas menos atenciones por parte de la familia que ya está "acostumbrada" a eso de tener nietos o sobrinos.

Pero una cosa está clara, los segundos se disfrutan más, aprecias cada instante de sus vidas y lo grabas a fuego porque sabes que crecen muy muy deprisa.

Foto Pixabay
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...