miércoles, 1 de octubre de 2014

Mi osito Nino

Hace unos meses Vtech me envió "Mi osito Nino" para que probásemos el producto con Irene y quería contaros nuestra experiencia.

"Mi osito Nino" es un peluche interactivo con conexión a internet que podemos personalizar con el nombre del niño, historias que queramos contarles, fechas de cumpleaños, comida favorita, música y muchas otras acciones.



Es un osito que enseña las partes del cuerpo, nos habla de sentimientos e incluye varias melodías y canciones.

También tiene una opción muy interesante para los padres y es que tiene un temporizador para desactivarse a los 5, 15 y 30 minutos. Ya sabemos, todos lo que somos padres, que este tipo de juguetes que hacen ruido llega un momento que nos pueden estresar un poco a los adultos, así es que una opción de desconexión es muy interesante.

El primer día que le di el osito a la peque se puso a llorar como una loquilla, tengo que decir que la pobre no tenía ni 4 meses y que se asustó al ver a un oso casi tan grande como ella cantar y hablar. ¡No estaba preparada para ello!. Es un juguete pensado desde los 9 meses hasta los 36.



Poco a poco ha ido cogiendo gusto por el osito y le gusta un montón, todavía es muy pequeña para apretarle ella sola las patitas o el corazón, pero le da muchos abrazos y muchas caricias y se vuelve loquita de contenta cuando le oye hablar, y más todavía si oye decir al osito decir su nombre,

Con Eric tuvimos un juguete parecido y fue todo un éxito, en su caso era una rana y la uso 
muchísimo.

Creo que Mi osito Nino se va a convertir en un gran amigo de mi pequeña.

¿Qué os parece?

martes, 30 de septiembre de 2014

Zumos infantiles

Eric nunca tomó los llamados "zumos para bebés", a él le gustaba la papilla de frutas y creo que tan solo un par de veces le llegué a dar zumo de naranja recién exprimida en un par de cucharadas. 

Según han pasado los años tampoco se ha aficionado a los zumos, le gusta comerse la fruta a mordiscos, creo que podría contar con los dedos de la mano, y me sobrarían dedos, las veces que ha tomado zumo en sus 5 años, ya sea zumo recién exprimido o zumo envasado.

Irene está a punto de cumplir 6 meses y ya ha empezado a probar fruta chupeteándola, le fascina la sandía, pero tampoco le he dado ningún zumo, ni hecho por mí ni comprado.

Hace poco descubrí, y digo descubrí porque no sabía ni que existían, los Zumos de Nutribén para bebés. Están enriquecidos con vitamina C y no llevan azúcares añadidos, evitando lo que se llama caries del biberón, no llevan aromas ni conservantes ni colorantes. ¿Vosotras los conocéis?

Tienen de varios tipos, de tres frutas, de manzana, de uva y zanahoria...

Son productos que ha sido elaborado con mucho cuidado pero de los que no debemos abusar ya que la cantidad de azúcares en forma de hidratos de carbono es bastante llamativa.  

En mi caso prefiero los zumos recién hechos, exprimidos en casa y a ser posible de naranja pero entiendo que en más de una ocasión este tipo de productos nos pueden sacar de un apuro, si estás fuera de casa todo el día, si vas con prisa a recoger al mayor al colegio, de excursión...

¿Vosotros les dais zumo a vuestros peques?

lunes, 29 de septiembre de 2014

Juguetes de toda la vida

Me gustan todo tipo de juguetes, soy más feliz entrando en una juguetería o librería que en una tienda de ropa, me fascinan todos los tipos, los juegos de mesa, los juegos interactivos, los juegos de ingenio y en especial los juguetes tradicionales, los que hacen potenciar y fomentar la imaginación a nuestros pequeños.

Stoks Didactic es una juguetería online de juguetes educativos con una amplia gama de productos que tienen como objetivo estimular el desarrollo mental en los más pequeños a través del juego.

Aquí podrás encontrar todo tipo de juguetes pero esta vez quiero recomendarte los juguetes más tradicionales, los coches, las muñecas, las comidas para jugar a tiendas...



Uno de los juguetes que más ha usado Eric durante su corta vida han sido los coches, un camión tráiler para llevarlos y un parking. Se podía pasar machismo rato sacando y metiendo los coches en el camión y llevándolos a la gasolinera a lavarles, a echar gasolina y aparcarlos.

Son juguetes que no solo fomentan la imaginación dejando que los niños creen sus propias historias sino que sirven también como reflejo de nuestro día a día. 

Los coches de la marca Gowi son perfectos para los niños más pequeños,  coches sin aristas con formas redondeadas, de plástico resistente, con ruedas grandes y colores llamativos, perfecto para llevárselos al parque.



Nosotros tenemos un camión tráiler que lleva tres contenedores, en casa los contenedores siempre están llenos de cosas que Eric va trasladando de un lugar a otro y a Irene le encanta que su hermano le lance el coche (se puede separar del tráiler) y llegue a ella rodando, las risas están más que aseguradas.


¿Qué os parecen este tipo de juguetes?

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Jugando en el metro

Ayer tenía que ir a un evento en Madrid y me llevé a Eric (Papá se quedó con la peque en casa), hacía mucho que no cogíamos el metro de Madrid, algunos días vamos en metro (de mi ciudad) al colegio, pero son tan sólo dos paradas y para él no tiene ningún misterio.

El caso es que como íbamos con mucho tiempo y como teníamos que hacer varios transbordos decidió proponerle un juego.

Llegamos a la estación de partida y le di el plano del metro. Eric está ahora en plena fase de adoración de todos los planos o mapas del mundo, ya sean de una ciudad, de un parque de atracciones o de un museo, los colecciona y le encanta mirarlos una y otra vez.

El plano para él ya fue un auténtico tesoro pero cuando le dije que íbamos a jugar se puso súper contento, le señale donde estábamos y le puse donde teníamos que llegar. ¿Y ahora que camino seguimos?

Fue él el que con mucho tiento me fue diciendo, seguimos por esta línea de color gris dos paradas y nos bajamos. Se montaba en el metro e iba leyendo los carteles, muy atento y concentrado a su mapa y a las estaciones.

Ahora tenemos que encontrar una línea amarilla, y son seis paradas...

Así poco a poco llegamos a la estación de destino y se puso súper contento. El viaje que podría haber sido tedioso y aburrido se convirtió en una aventura y un juego donde practicamos, sin querer, la lectura y las matemáticas (¿Cuantas paradas son en total?, ¿cuántas nos quedan todavía?, ¿cuántas hemos hecho?, ¿cuántos transbordos hemos realizado?), 

Lo divertido después cuando se puso a leer en el mapa el nombre de las estaciones y algunas tenían nombres curiosos, su cara era un poema "¿¿Lavapiés?, pero como llaman a una estación así?", "Mamá hay un Mar que es de Cristal", "¿si un día vamos a Pacífico llegamos al mar?"

Pero para rematar el viaje lo mejor fue cuando llegamos a Sol y ve que se bajan del vagón varios policías de paisano y unos carteristas que habían pillado y salta a voz en grito "Mira mamá los de Policías en Acción" (programa de tele que ve su padre).

Ya no recordaba lo divertido que es ir con Eric en el metro.

martes, 23 de septiembre de 2014

Quisiera ser tan alta como la luna...

O no!!

Siempre fui la niña más alta de la clase, tanto en el colegio como en el instituto, la palillo, la jirafa, la gigante... los niños se metían conmigo como con cualquier otro, unos por ser bajitos, otros por llevar gafas, otros por ser empollones.

Ser alta no era lo peor que te podía pasar pero tampoco era una gran ventaja y reconozco que algún momento malo tuve hasta que un día hablando con la súper mega guapa del instituto, la más diva, la más codiciada por todos me dijo "lo que daría yo por ser 5 centímetros más alta" y en ese momento algo cambió en mi, me di cuenta que hasta el más perfecto ansia lo que no tiene.

Irene va a ser muy alta, o eso parece según el ritmo que lleva, su pediatra la dice que va para modelo por las piernas que tiene y yo la veo crecer a un ritmo vertiginoso y me da miedo, no quiero que sufra, no quiero que sea la diferente, no quiero que en su foto de comunión les saque una cabeza a todos como me pasó a mi o que lloré porque el chico que le gusta mida diez centímetros menos que ella.

Si esto sigue así me tocará trabajar mucho con ella, demostrarle que ser alta es algo bueno, que tiene muchas ventajas, que por ejemplo podrá lucir unas piernas de impresión y jugar en el equipo de baloncesto de la Universidad (como la tita Meli). No quiero que mi hija viva acomplejada por su altura.

Tal vez me esté anticipando al futuro o tal vez sea una visionaria, en esto tan sólo nos queda esperar.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Deporte como actividad extraescolar

La otra tarde tuve la oportunidad de compartir una charla muy agradable con varias blogueras y el entrenador Josele González en las instalaciones de Decathlon.

La charla era para que conociésemos las ventajas de incorporar el deporte como actividad extraescolar en la agenda de nuestros hijos, sobra decir lo importante que es el deporte, es una actividad algo más que necesaria en nuestra vida y que nosotros como padres deberíamos predicar como el ejemplo. 

El deporte es salud y es tan importante como una buena educación intelectual, o al menos esa es mi humilde opinión, ¿pero cómo elegir el deporte correcto? A los peques hay que dejarles probar todos los deportes que podamos, no debemos dejarnos llevar por nuestras preferencias, ellos sabrán en cual se sienten más cómodos y cuáles son sus preferidos. 
En mi casa el baloncesto es el deporte rey y el peque está apuntado a esta actividad desde los 3 años pero con la salvedad que la escuela donde lo practica realizan "multideporte". Es una escuela de baloncesto pero durante los tres primeros años combinan juegos y técnicas, enseñando varios deportes para que los niños conozcan otras opciones y mejoren su psicomotricidad, el trabajo en equipo, la coordinación...

El deporte no solo proporcionará una vida más saludable a nuestros peques, conozco a varios niños inapetentes durante sus primeros años de vida (entre ellos mis sobrinos) que desde que realizan deporte comen mucho más y mejor, sino que también trabajan otros aspectos que podrán extrapolar a su vida cotidiana como el respeto por el compañero, la coordinación, el trabajo en equipo, el afán de superación...



Se trataron muchos aspectos muy interesantes pero sin duda yo me quedo con esta frase "el deporte es diversión, nunca una imposición", si vuestro hijo no va contento a natación, fútbol, baloncesto o gimnasia rítmica es que algo estamos haciendo mal.

¿Vuestros peques practican algún deporte?

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Laberinto mágico

El laberinto mágico se lo regalaron sus tíos a Eric, hace un par de semanas, por su 5º cumpleaños y es una auténtica chulada.

Nosotros lo conocimos en casa de un amigo del cole y desde que jugó la primera vez nos encantó.



Es de Devir Iberia, una marca que tiene juegos de mesa tan conocidos como Catón o Carcassonne.

El objetivo del juego es conseguir que nuestro mago reúna cinco símbolos mágicos pero no todo es tan fácil como parece...

Primero se crea un laberinto con paredes de madera y posteriormente se pone el tablero. En la parte de encima está nuestro peón y debajo de cada uno una bolita de metal (ambas piezas se unen por un imán interno del mago), iremos recorriendo el laberinto pero acordándonos donde están las paredes de madera, si la bolita choca con una de ellas se cae y perderemos teniendo que volver a nuestra esquina de salida. ¿Serás capaz de recordar donde están las trampas ocultas?



Un juego para disfrutar de familia con un diseño súper cuidado, muy novedoso y que ejercita la memoria y la estrategia de los más pequeños.

Os lo recomiendo muchísimo, son de esos juegos que no cansan y que os sorprenderá gratamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...