jueves, 27 de junio de 2013

¿Deberes en verano?

Ya estamos en verano, los peques han terminado el colegio y quedan por delante (casi) dos meses y medio para disfrutar del sol, de las vacaciones, de la playa, del pueblo o de nuestra misma ciudad.

Con el fin del cole llegan las notas y las sonrisas o desilusiones en las casas. Hay padres que estarán súper contentos con el trabajo y evolución que han tenido sus hijos este año y otros que no lo estarán tanto.

Unos y otros se van a plantear si en verano es necesario que los niños hagan los famosos "cuadernos de vacaciones" o similares. Unos lo plantearán como algo necesario para no olvidar todo lo aprendido y otros como algo vital para que su hijo tenga un refuerzo.

Ya sabemos que el cerebro de los niños es tremendamente moldeable, tiene unas plasticidad bestial, una capacidad mucho mayor que la de un adulto...pero se cansa igual, necesita DECANSO.

El verano es para correr, saltar, jugar, disfrutar y reír a carcajadas, el tiempo de desconexión es necesario para los peques.

También es cierto que los días y el verano son muy largos y hay tiempo para todo, pero con matices.

Veamos la diferencia:

- Se puede enseñar  a sumar con un cuaderno de sumas o jugando a "cierra la caja".
- Se puede enseñar los conceptos de número con fichas o jugando al "dominó".
- Se puede fomentar la escritura escribiendo largos dictados o ayudar a papá y a mamá haciendo la lista de la compra o mandando postales a los amigos o familiares desde la playa/pueblo o haciendo un diario de nuestro verano.
- Se puede enseñar las formas geométricas con un libro de fichas (cuaderno de verano), pintando un círculo o cuadrado o jugar con los "boques lógicos"
- Se puede potenciar el inglés con un libro, cuaderno o ver los dibujos preferidos del peque en inglés.
- Se puede enseñar la ortografía con dictados o visitando las biblioteca, leyendo y fomentando la pasión por los libros.
- Se puede enseñar a usar las tijeras o el punzón con fichas o cortar papelitos de colores para crear un cuadro abstracto.

Creo que la idea ha quedado clara ¿no?, se puede seguir aprendiendo en verano pero las formas son muy importantes, un niño que aprende jugando aprende mejor y más relajado.

El verano es tiempo para disfrutar con nuestros hijos, no es necesario amargarnos con los "deberes", es imprescindible darle una vuelta de tuerca y hacerlos apetecibles para toda la familia, cualquier momento es bueno para poner en práctica lo aprendido, sólo hay que tener un poco de imaginación y ganas.


En esta casa seguiremos haciendo manualidades, jugando a muchas cosas, haciendo actividades de Montessori, leyendo libros y disfrutando.

¿Por qué seguimos pensando que si te diviertes es que no estás aprendiendo?

16 comentarios:

  1. Es un tema "complicado" porque depende mucho de cada niño y por supuesto de cada familia. A ver, vamos por partes: En primer lugar cada niño tiene unas necesidades distintas y puede haber niños a los que les beneficie y de hecho pidan esos "deberes" y otros a los que sin darnos cuenta les podamos incluso "agobiar". Emplear el juego como herramienta para el aprendizaje en las primeras edades es fundamental, pero los padres (y aqui me meto de lleno en el segundo punto) no debemos ponernos metas absurdas porque eso no ayudará en absoluto. El juego es nuestro mejor aliado para facilitar y favorecer el aprendizaje de nuestros hijos. Pero no olvidemos que el verano es un periodo de diversión y descanso para los más pequeños. Y eso también garantizará una vuelta al cole con ganas y motivación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que muchos niños piden deberes o cuadernos de verano y que por supuesto hay que dárselos. En esto, como en todo, cada niño es un mundo, pero como bien dices hay otros muchos niños a los que se les agobia porque los padres quieren que lleguen con buen nivel en septiembre y con ello solo conseguiremos tener unos niños frustrados y enfadados.

      Y el juego es diversión, su principal característica es esa, si no hay diversión no hay juego, sea o no juego con tintes educativos.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo, mira el otro día compré a Emma un libro de EPppa pig que tenía actividades para niños de dos años, el formato es como el de una pizarra en la que hacemos las cosas con un rotulador Vileda. Leyendo las instrucciones ponía que había que ser constantes y dedicar un tiempo cada día a hacer una o dos actividades del libro. Sinceramente a su edad me pareció una chorrada. Cuando pide la pizarra de Peppa Pig la sacamos y juntas vamos haciendo consillas, va aprendiendo los colores, empezamos a contar aunque ella coge carrerilla y no para aunque haya dos gallinas jajaja A veces no hacemos nada que ver con lo que estaba previsto para la actividad... Hay días que se cansa al minuto y otros que se tira un buen rato. y sobre todo disfruta y le gusta acordarse de lo que ha aprendido, y ver páginas nuevas. Realmente creo que las actividades que planteas están genial tanto para el veranos como para el invierno, no creo que tengan que limitarse a aprender "con fichas" de hecho ni siquera creo que sea la mejor forma de interiorizar los conocimientos. Mucho mejor actividades que disfruten, que les motiven y que les sirva para de verdad incorporar esos conocimientos a su vida diaria. Como te he dicho muchas veces, tengo claro que tu blog es una mina que ya empiezo a explotar pero que dentro de unos meses será fundamental, me encanta tu forma de hacer las cosas con tu peque, tienes ideas y recursos estupendos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvia, lo de hacer actividades todos los días, con un tiempo determinado, etc.. es lo que no veo, no puede ser tan regaldo, no puede ser todo tan dirigido, tiene que haber flexibilidad, ganas y entusiasmo.

      Si el niño lo pide fenomenal, pero si no lo hace no debemos imponérselo, habrá que buscar otras vias o simplemente relajarnos.

      cada vez nos agobiamos más con lo que deben hacer nuestros hijos y cada vez en una edad más temprada. Dentro de nada les daremos un boli a los dos meses.

      Eliminar
  3. Me encanta tu planteamiento de las actividades de verano y el enfoque que le has dado. Tienes toda la razón.
    Lamentablemente muchas veces nos dejamos arrastrar por lo fácil, al fin y al cabo comprar un libro y sentar al niño a realizar la tarea es muy cómodo.
    Me tomo nota de varias de tus sugerencias y pienso ponerlas en práctica este verano.
    Besotes.
    Lourdes.
    http://lapeormadredelano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lourdes, no es fácil ni cómodo pero si nos empeñamos en que deben hacer deberes a capón contra su voluntad va a ser un verano muy largo, difícil y duro para todos

      Eliminar
  4. Aqui a las princesas les gustan mucho eses libros que hay ahora de personajes conocidos que son más un juego que una obligación, y se los compré dos años y lo acabaron en un par de días...normalmente no hace casi nada en verano. La princesa mayor, siempre va haciendo algo por cuenta de ella por las mañanas, dos ejercicios de matemáticas que copia de algún libro y poco más...la verdad es que no le mando, pero ella lo hace. Este año me había planteado que hacer con la mediana, porque comenzó a leer y a escribir y la verdad tampoco quería que bajara el nivel de lectura que tiene ahora. La profesora me dijo que me olvidara...hasta septiembre que no le mandara hacer nada. La verdad es que ella lee cada día porque sale de ella, lee papeles que se encuentra, cosas que ve, pero no nos ponemos a leer en serio...supongo que en septiembre si comenzaremos a hacer algo más en serio, copiar un par de frases en una libreta y leer un poco acompañada, pero de momento a divertirse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no creo que tus princesas necesiten muchos impulsos para amar la lectura, la han "mamado" en tu casa desde el principio.

      Eliminar
  5. Yo soy la primera que digo que para aprender solo hay que jugar, saltar, visitar sitios nuevos, cocinar, leer.......
    Pero el tema es que a mi de pequeña me encantaba hacer los cuadernos esos!! Friki que es una....
    Ya veremos como se gestiona cuando guisante sea un poco mas mayor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paso a paso, cuando sean más mayores nos iremos adaptando, no queda otra

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo. Creo que es muy importante dedicarles tiempo, se pueden encontrar divertidas y originales maneras de aprender, como las que has planteado. Además como bien dices el verano es para saltar, correr, jugar, bañarse en la piscina...

    A mi niña le encanta pintar y hacer letras y palabras, tiene tres años y medio, y disfruta haciendo "deberes", así llama ella los cuadernos de Peppa Pig o de Snoopy que le hemos comprado. Ahora que en casa cogemos todos vacaciones será un buen momento para compartir momentos con ella y enseñarle un montón de cosas de forma divertida, pero ella también hará "deberes". De vez en cuando creo que también es bueno que hagan cosas solos, creo que así ayudamos a reforzar su autonomía y su seguridad. Me refiero a pintar o hacer alguna sencilla ficha de grafomotricidad. En casa lo hacemos, ella trabaja durante diez minutillos y luego le encanta compartir con nosotros los resultados.

    Por ahora ella disfruta haciéndolos, cuando sea más mayor ya veremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cuadernos no son malos, de verda que no era mi intención dar esa impresión, son malos si pretendemos que los niños mejoren sus resultados, se los compramos y les obligamos a hacerlos horas y horas sin ayuda y sin atención, ellas aburridos y enfadados y nosotros más.

      Si ellos quieren hacer fichas, cuadeernos o cosas similares bienvenidos sean!!

      Eliminar
  7. Nosotros somos los que tenemos el corazón partío con las notas... uff!!
    Pero coincido contigo en que necesitan descansar, necesitan desconectar de los libros y hacer otras actividades. Lo que me está costando mucho, obviamente con ElMayor, es despertar su curiosidad..
    Este verano nos hemos apuntado a leer y al diario (como decía hace unos días en el blog..) fundamentalmente por mejorar un poco su letra, por subsanar las faltas de ortografía leyendo, por apoyar la lectura comprensiva y por inculcarle el amor por la lectura que tenemos nosotros.. que no siempre leemos lo que queremos por el problema del tiempo pero sí lo intentamos..
    Y en esas estoy.. no es fácil, nada fácil y de momento la desidia de ElMayor (o su cansancio..) me están echando un pulso..
    Bss guapa!!

    PD.- ¡¡Peazo ladrillo que me he marcado!!¡¡Lo siento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu puedes aqui poner un ladrillo o una casa entera, que sabes que te iloveyousomuch!!

      Que dificil es el tema según van creciendo... ánimo seguro que se te ocurre algo.

      Eliminar
  8. Supongo que esos cuadernos vienen bien para padres que desean algo más reglado y no saben crear ese tipo de actividades más funcionales para aprender.

    Pero, desde luego, aunque el verano sea para descansar, sea de un modo u otro, conviene reforzar los aprendizajes (si es lúdicamente, como propones, mucho mejor)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre mejor de forma lúdica y sin imposición.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...