viernes, 17 de marzo de 2017

La cabra que no estaba



Cuando un libro te gusta y lo recomiendas se nota, y hoy se me va a notar mucho porque este libro me ¡¡CHIFLA!!

La cabra que no estaba de Pablo Albo & Guridi de la editorial Fun Readers lo conocí gracias al blog de Laura Escuela, una narradora a la que admiro muchísimo.

Este fantástico libro escrito e ilustrado por dos grandes de la literatura infantil nos muestra, de una forma divertida y muy original, un acontecimiento un tanto extraño que ha sucedido en la granja, ¡la cabra ha desaparecido!..

El resto de sus amigos animales no saben que ha podido pasar con la cabra y están decididos a resolver el problema... ¿habrá desaparecido como sucede con los huevos de las gallinas todas las mañanas?, ¿o como el pavo que un día se fue con el granjero y nunca más volvió?, ¿o como Gripi, Flipi, Mili...?

Cada capítulo, siente en total, está protagonizado por uno de los animales que está dotado de una personalidad muy definida y divertida, el despistado del burro, el cerdo inteligente, la antipática gata que no cae bien a nadie o las alocadas gallinas que hablan de las aventuras de sus antepasados...

Todos parecen tener algo que aportar a la desaparición de la cabra ¿o será solo ganas de tener un poquito de protagonismo en la historia?.... el final es sorprendente, inesperado y muy especial, no lo desvelo para que lo leías porque seguro que a vosotros también os enamora.

Según iba leyendo este libro lo iba visualizando en una sesión de cuentos, de niños mayores por la longitud que tiene, pero me sorprendía el ver que está casi todo el trabajo realizado. Muchas veces somos los narradores los que tenemos que dotar de personalidad a los protagonistas para recrear la historia mediante la voz, en esta ocasión el cuento está escrito para contarlo tal cual, está perfecto. ¡Con lo que me gustan a mí las historias de cabritas!

El libro, en blanco y negro, con ilustraciones sencillas, claras y muy definidas permiten seguir la historia, conocer a los personajes aportando descansos en la lectura.

La cabra que no estaba de Fun Readers está impreso en papel 100% reciclado y libre de cloro que reduce el consumo de materias primas y además te lo envían con un marcapáginas muy original, biodegradable con semillas de amapola. Una vez que los peques terminen el cuento plantan el marcapáginas y ¡a ver crecer su planta!, ¿a qué es genial?


Os lo recomiendo mucho, por su historia tan original y divertida, por su final sorprendente y porque es un libro y una editorial que merece la pena conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...