martes, 29 de enero de 2019

Loony Quest



Tocaba volver a recomendar juegos de mesa y tenía pendiente, desde estas Navidades, contaros uno de los juegos más chulos, diferentes, originales y preferidos que tenemos actualmente en casa.


 Loony Quest de Laurent Escoffier & David Franck de Asmodee.

En el extraño y maravilloso mundo de Arkadia, el viejo rey Fedoor no tiene heredero, por lo que ha organizado un gran torneo, en el que entregará como premio el trono al campeón del reino. Todos los aventureros que decidan competir, viajarán a través de siete sorprendentes mundos habitados por los Loonies: unas locas criaturas a las que no hay nada que les guste más que una buena pelea… y que no serán la única preocupación de los aventureros, ya que para obtener la ansiada corona tendrán además que evitar todas las artimañas de sus rivales.

Lo curioso y diferente de este juego de mesa es que simula un videojuego de plataformas al más puro estilo Mario Bros. 

¿Cómo se juega? Cada jugador cuenta con un tablero con pantalla translucida sobre la que tienen que pintar los trazos que pide cada nivel (camino para llegar de un punto a otro, círculos para meter en ellos determinados objetos, puntos para localizar malos u objetos...) en un tiempo determinado. 



Una vez realizado el dibujo que se pide en cada nivel se superpone la plancha translucida en el mapa y se puntúan los aciertos y se restan los errores.




Cada mundo esta dividido en varios niveles y después de pasar por todos ellos el jugador con más puntos será el ganador de la partida.

Pero durante la partida a parte de puntos de victoria también podremos hacernos con otras cosas como fichas de bonificación que nos podrán ayudar a llevar a cabo el siguiente nivel o que le pondrán las cosas un poco feas a nuestros contrincantes:




Fichas de bonificación:
- Piel de plátano: Un jugador la puede tirar sobre la pantalla de su oponente y el jugador que la tenga no puede dibujar por encima de ella.
- Mosquito: el jugador al que le den esta ficha la tiene que poner sobre el bolígrafo sin que le caiga.
- Escoba: pasar una ficha de penalización a otro jugador.
- Escudo: Nos libra de una trampa.
- Sprint: Mueve dos casillas adicionales a su marcador.

Fichas de penalización:
- Calambre: En el siguiente nivel habrá que dibujar con el brazo totalmente extendido.
- Zarpas: Se debe utilizar el rotulador con el pulgar y el meñique.
- Vórtice: Hay que dar la vuelta al tablero.
- Cambio: Dibujar con la otra mano.
- Cíclope: Se dibuja con un ojo cerrado.


Nuestra opinión:




Es un juego divertidísimo, original y muy recomendable. Con él se trabaja estupendamente la visión espacial y las fichas de penalización y bonificación proporciona un plus de diversión.

Hemos jugado con niños, con adultos, con niños y adultos y el resultado siempre ha sido  maravilloso. 

Los piques y enfrentamientos para ser el que mejor dibuja, el lanzar las penalizaciones e intentar molestar al contrario crean un ambiente de risa nerviosa muy especial. También nos ha gustado mucho que está pensado para 5 jugadores (no para 4 como suele ser habitual).



El tener varios niveles en cada mundo hace que la historia sea aún más interesante y parece realmente que estás en un videojuego.




Lo único que no nos ha gustado ha sido el sistema de puntuación. Se deben usar unos "palitos de cartón" que se van moviendo en el perímetro de la caja pero cuando dos jugadores acaban con el mismo número de puntos, la caja coge holgura y acaban por escurrirse al fondo. Al final siempre que jugamos optamos por llevar el conteo de puntos en un folio.

¿Qué os parece?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...